Atención Tsunami

Fecha: 17.03.2017 22:00
Precio: Anticipada 6€, Taquilla 8€
Puntos físicos: Sala Pícaro
Venta online: ENTRADIUM.COM

Atención Tsunami

Atención Tsunami

AT vuelven a superarse y firman con Silencio en la retaguardia su mejor disco (el tercero) hasta la fecha, una formidable colección de canciones que llevan aún más lejos los presupuestos del brillante Que le corten la cabeza (RDM 2014). El exilio ultramarino de Álvaro durante dos años les privó de girar su anterior referencia como merecía, pero produjo una acumulación de energía, ideas y ganas de revancha que han cristalizado en 9 canciones esbozadas en apenas tres meses y completadas y grabadas durante la Semana Santa de 2016 con Raúl Pérez, de nuevo en La Mina (Sevilla), y mezcladas y masterizadas con mimo por Manuel Cabezalí (quien se ha encargado también de algún recording posterior). El grupo no dudó un segundo en repetir con los mismos guardaespaldas técnicos y el resultado no podía haber sido mejor. La fluidez y la celeridad inédita del proceso son perceptibles en unas composiciones que suenan a un tiempo frescas y maduras, que ganan en luz e inmediatez, pero que siguen asumiendo riesgos con un desparpajo marca de la casa. Hay algo en la particular mezcla de visceralidad, lirismo y humor de AT, en cómo conjugan la intensidad rítmica y los desarrollos complejos con el instinto melódico, que les ha ido haciendo acreedores de un espacio y un estilo propios, en el que explotan a su manera una paleta de recursos cada vez más amplia y difícil de encasillar, alérgica a la inercia. El resultado es un trabajo poliédrico e intenso, complejo y disfrutable a partes iguales, y en el que lo musical y lo narrativo (los textos) se imbrican con fuerza. Algo que responde también al interés del grupo por artistas y producciones de diferentes épocas que se abstienen de la fidelidad a un concepto o fórmula y de su explotación reiterada explorar territorios y sonidos diferentes en cada canción. Esta riqueza de ángulos en música y letras se construye sobre el contundente armazón rítmico de Aarón (batería) y Miguel (bajo) y el festival de guitarras cruzadas y sintes a cargo de David, Iñaki y Álvaro. La intensidad rítmica se despliega en desarrollos poderosos y diáfanos en cortes como el que abre el disco, "Hoy es un buen día para morir", o la autopista interior que asciende al cielo en "Senderos luminosos", y se concentra para hacerse bailable en "El algoritmo de la noche" o "Canarios universitarios" (rescate de una antiquísima demo de la prehistoria del grupo). El elemento narrativo, por su parte, cobra especial fuerza en canciones como "La masía del más allá", o la magnífica "Hagamos un circo con animales del pasado" , en la que un paisaje instrumental crece y se encrespa en un diálogo de bajo y guitarra para desembocar en uno de los pasajes más melódicos del disco.

Mención especial merecen la enérgica y energética "La ira de Kaplan", un sentido homenaje eléctrico al juvenil punto sin retorno en que uno topa con la música que le cambiará la vida para siempre (y tema en el que forma y contenido se funden a la perfección); "Poniente", un melancólico canto al Gijón posindustrial (y a otras tantas ciudades españolas machacadas secuenciadamente por la reconversión y la crisis) que posiblemente es la mejor canción del grupo hasta la fecha, y en la que el sesgo emo- de voz y guitarras logra domar por los pelos la endiablada matemática core de la sección rítmica; y, finalmente, "Silencio en la retaguardia": como hicieron en su anterior disco, cierran el presente con una canción electrónica en la que la voz vuelve arroparse de máquinas para alcanzar el punto máximo de intimidad y vulnerabilidad. El mismo verso que se escucha en "El algoritmo de la noche" cobra en el contexto del tema final un significado nuevo que impregna todo lo anterior. Un emotivo trallazo cloud que pone un colofón sorprendente e inapelable al disco que titula. AT están de vuelta.